Thursday, February 01, 2007

Barbarella (1968)



Barbarella es una agente especial de las fuerzas del orden en el espacio sideral, y es enviada a una mision hacia un misterioso planeta llamado Tau Ceti, en el cual debe rescatar a un cientifico loco, el profesor Duran Duran, quien tiene en su poder el rayo positrónico, un mortal artefacto que debe evitarse caiga en malas manos. Al llegar a aquel mundo la belleza de Barbarella no pasará desapercibida, y valiéndose de ello la ingenua pero intrépida heroina buscará lograr su cometido, pero antes deberá enfrentarse a la Reina Negra, la tirana de la ciudad de Sogo, lugar donde supuestamente se encuentra secuestrado el cientifico.



Pues en verdad, pienso que esta pelicula es sicodelia pura, despliegue visual estereotipado, delirante, desde la aparicion de los créditos con ese efecto visual de ambiente sin gravedad que bien podría envidiar Stanley Kubrick, por lo sencillo, poco creible pero deslumbrante por la belleza de la protagonista, la sensual Jane Fonda, mitica entre los amantes de la fantasia sin duda gracias a esta pelicula. La Fonda resulta efectiva en su papel, vestida con sus deslumbrantes trajes espaciales, y tambien sin ellos, con esa expresion en el rostro de inocencia engañosa y perturbadora.



Despues de todo, detras de la cámara estaba nada menos que el marido de la Fonda en aquellos años, el señor Roger Vadim, quien con poco material escrito, que el guión es de lo mas sencillo que debe haberse escrito jamas, logra un espectaculo muy divertido gracias a decorados, trajes y personajes que incluyen, ademas de nuestra heroina favorita, a un ángel (un John Phillip Law alado), un hombre oso (por lo peludo, y oiga, que es Ugo Tognazzi¡) que le enseña a Barbarella lo que es el "sexo a la antigua", niños asesinos y muñecas mordelonas, y armas y gadgets que envidiaría un James Bond de la época. Pelicula para deleite visual a tope.

No comments: