Monday, September 30, 2013

Cementerio General (2013)


Producto de la cinematografía peruana, la cual este año ha sido bien recibida por el público cinéfilo nacional al incursionar en dos géneros distintos como son la comedia con la cinta “Asu mare” (caso que aun me resulta inexplicable) y el terror, el film “Cementerio General” se atreve a recorrer un territorio poco explorado por el quehacer de nuestros cineastas capitalinos. El relato terrorífico ha sido visitado con mayor frecuencia por realizadores del interior del país, con resultados dispares cuyo mayor logro ha sido el cautivar a su audiencia local, al presentar miedos y horrores propios de la mitología regional, como son los aparecidos, los espectros asesinos o los roba-almas, cuya variedad puede llegar a ser muy extensa. Siempre me ha resultado más fascinante enterarme de estas leyendas a través de la literatura, la cual es mucho mas efectiva que la calidad de recursos y habilidades mostradas en estos productos visuales. Por mucho que se pueda aceptar el cine de bajo presupuesto y sus carencias técnicas, no ocurre así cuando la capacidad narrativa es nula.

Este año, la película del director Dorian Fernandez se convierte en el mayor esfuerzo a nivel producción dedicado a una realización cinematográfica nacional desde los años 70´s, cuando se pudo apreciar obras como “El inquisidor”, en co-producción con Argentina, o, forzando el asunto, con el recuerdo de “Maruja en el infierno”, una buena película que para mi es casi una cinta de horror, aunque en realidad se trate de un fuerte drama. De este modo “Cementerio General” apuesta plenamente por el género terrorífico, luciendo referencias bastante reconocibles dentro del panorama cinéfilo de este milenio, sin mayor esfuerzo. El resultado es una cinta que inicialmente logra capturar la atención de su audiencia a base de una narración correcta; una historia que consigue crear intriga a medida que se desarrolla con ciertas notas de humor, unas efectivas y otras no tanto, hasta introducirnos en el tema central de su argumento.

Sin embargo, es aquí cuando, todo hay que decirlo, falla estrepitosamente a la hora de sumergirse en el terreno propio de su género, en este caso, el terror de las posesiones diabólicas y las apariciones espectrales, dando tropiezos a lo largo de toda una secuencia nocturna que luce muy extendida, en la cual las situaciones de suspenso y tensión resultan forzadas y escasamente efectivas; donde incluso los golpes sonoros y los sustos no logran su cometido, mas aun con una cámara en mano agitada al extremo y mostrando una falta de mayor habilidad visual a la hora de crear tensión. Del mismo modo, el cambio de estilo visual en su secuencia final tampoco le favorece, pues todo queda reducido a una muy modesta imitación del J-Horror japonés, lo cual resulta muy notorio.

Lo curioso de este caso es que la película logra su cometido básico de entretener, de contar una historia de principio a fin a sus eventuales espectadores, lo cual es un logro a pesar de sus desaciertos. Asimismo, cabe señalar el correcto trabajo de su elenco actoral en la primera parte del film, hasta que todo llega a desarticularse en medio de un caos extraño. Esto no quita que finalmente la cinta defraude al espectador ante su poca capacidad para desenvolverse dentro de su género, lo cual debe ser su principal propuesta. 

Con las consideraciones pertinentes, anotamos que se trata de un primer esfuerzo por parte de una cinematografía que empieza a atreverse en estos menesteres, algo que tiene en común con todo el cine hecho en América Latina, salvando las notables excepciones del argentino Adrián García Bogliano, el mítico director brasileño Josè Mojica Marins, aun en actividad, y el uruguayo Fede Alvarez, hoy exportado a Hollywood. Por lo demás, esperamos mayores sorpresas, dado que los primeros pasos se han dado y es tiempo de volvernos más exigentes.


3 comments:

Belknap said...

Mr. Darkerr , hacer cine de terror cuesta; la tendre en cuenta; parece uno de esos films para domingo por la tarde. Saludos.

Darkerr said...

Ademas no dura mucho, es un punto a favor.

Saludos y gracias.

Jorge - cinenovedades said...

Bueno, por lo que comentas es entretenida, aunque no la gran cosa. Es valorable, de todos modos, que se atrevan con este género. Aquí en Argentina es prácticamente nulo. Muchísimos dramas y documentales llenan la cartelera semana tras semana.

Saludos, Jorge!