Tuesday, May 03, 2011

Thor (2011)


Dia Viernes.

Alejado de cualquier ensoñación de mundos increibles gracias a un apretujado viaje en medio de un transporte público sobrecargado, asistí como todo sencillo mortal a la sala de cine más cercana a mi centro de labores. Una vez llegado a la ventanilla de pago, sumido en un estado de agitación luego de atravesar un tráfico caótico, noté el pequeño ambiente recubierto de atractivos carteles cinéfilos lo cual me reconcilió con un viejo entusiasmo, el mismo que tuvo su origen en los pasados dias de la infancia y que al dia de hoy enfrenta nuevos tiempos.

Tiempos de asombro y maravilla visual para nosotros, quienes hemos sido testigos de una parte de la evolución técnica del cine de poco más de tres décadas, esto nos complace y hace reconocer gratamente que es ahora cuando muchas de nuestras fantasías infantiles cobran vida en la pantalla. Esa sensación que revivió luego de apreciar la tan esperada adaptación de "Spiderman" hecha por Sam Raimi en el año 2002, cuando ví en imágen real la muerte del Duende Verde, tal cual nos la contaron Gerry Conway y Gil Kane en las viñetas del cómic; tambien ocurrió viendo "Batman begins", donde el Señor de la Noche huía en medio de una lluvia de murciélagos, como ocurría en los cuadros hechos por Frank Miller y Dave Mazzuchelli; la misma sensación que me asaltaba mientras apreciaba cómo cobraban vida los 12 números de la maxiserie "Watchmen", casi tal cual la concibieron Alan Moore y Dave Gibbons, muy a pesar del primero de ellos; y nuevamente este mismo asombro, que me convierte en niño y adulto al mismo tiempo, regresó mientras apreciaba la experiencia visual que se convierte en una de las mejores adaptaciones de un cómic Marvel que he visto a la fecha: el "Thor" realizado por el británico Kenneth Branagh.


El cómic creado por el gran Stan Lee y el genial Jack Kirby fueron materia de atención temprana en mis prematuros dias gracias a esa simpática recreación animada de pocos minutos que se realizó a partir de las historias fantásticas publicadas por la Marvel en los años 60´s, mostrándonos al poderoso Thor, hijo de Odin y por ello Principe de Asgard, descendiendo por el Puente del Arco Iris de su increible reino hacia nuestro sufrido mundo, llamado por ellos Midgard. Aqui, encarnado en la figura del doctor en medicina Donald Blake, el dios del Rayo encontraba el amor en la bella y frágil enfermera Jane Foster mientras asumía su condición de poderoso defensor de los débiles enfrentando monstruosas amenazas y perversas maquinaciones, muchas veces concebidas por su hermanastro Loki, otro de los seres increibles del reino de Asgard. Los dibujos de Kirby cobraban movimiento y se disfrutaban muy a pesar de la rudimentaria técnica de animación que se llevaba a cabo.

Poco testimonio puedo dar acerca del propio cómic. De todas maneras, mi colección personal cuenta con la historia que recrea la primera aventura de Thor en nuestro mundo, cuando se enfrenta a los terribles "Hombres de Piedra de Saturno", y tambien poseo algunos de los siguientes episodios realizados por Lee y Kirby, este ùltimo reemplazado luego por John Buscema, otro de los grandes artistas del còmic. Estos trabajos se aprecian admirablemente en cada una de sus páginas; en ellos se definen muchos de los caracteres que conforman esta fantasia, y que al dia de hoy aun mantienen vigencia tras años de sostenida publicación. Tengo entendido que la más reciente y celebrada renovación del personaje la realizó J. Michael Strazinsky, el reconocido escritor de cómics y guiones de cine ("El sustituto" de Clint Eastwood) y televisión ("Babilonia 5"). Ubicando un nuevo punto de partida, de las montañas de Noruega que se muestran en la historia escrita por Stan Lee, a un nuevo y distante territorio en América como es un pequeño pueblo en Oklahoma; es este nuevo referente el que sirve de escenario terrestre para la historia escrita por el propio Strazinsky y guionizada por Ashley Miller, Zack Stentz y Don Payne para esta adaptación filmica.


Kenneth Branagh es un director, actor y guionista cuya carrera esta ampliamente vinculada a la obra del escritor William Shakespeare debido a la predilección que ha mostrado a lo largo de su carrera hacia las historias escritas por este autor clásico, como son "Enrique V", "Hamlet", "Mucho ruido y pocas nueces", "Como gustèis" o "Amores perdidos". Sin haber visto ninguna de estas peliculas, ni tampoco su muy publicitado encargo "Mary Shelley`s Frankenstein, sin embargo si he podido disfrutar uno de sus filmes menos recordados pero no por ello carente de interés: "Dead again", estelarizado por Andy Garcia, Emma Thompson, Derek Jacoby, Robin Williams y el mismisimo Branagh, es un thriller bastante competente y efectivo, donde un asesinato ocurrido en los años 40´s involucra en el presente a un detective privado y a una misteriosa mujer, acosada por extrañas pesadillas donde revive aquel crimen sin resolver, abriendo la posibilidad de encontrar nuevas pistas para su resolución. Branagh se dirige a si mismo en medio de un desarrollo dinámico, al más puro estilo del cine de suspenso norteamericano y lo hace muy bien, contra lo que pude esperar de un británico de formación clásica; esto, más bien, se hace evidente en su impecable trabajo con estos actores de primer nivel, incluso sacando brevemente a Robin Williams de su registro cómico caracteristico, el cual por aquellos dias era muy reclamado ("Toys", "Mrs Doubtfire" y ese tipo de cosas). He de notar que, en líneas generales, algo muy similar ha ocurrido en este nuevo trabajo de proporción supermillonaria.


"Thor" es el dios vikingo de la antiguedad que es convertido en superhéroe de nuestros dias a partir de la explicación en modo sci-fi de su origen extraterrestre. Asgard, reino regido por el Padre de Todo, el dios Odin, se encuentra en algún punto del espacio-tiempo desde el cual el fiel guardian Heimdall es capaz de observar el comportamiento de los humildes mortales aqui en La Tierra. A partir de la siniestra amenaza que se desata sobre el reino, la conexión con nuestro mundo se abre frecuentemente a través del llamado Puente del Arco Iris, que en nuestro mundo la cientifica Jane Foster explica como el soñado agujero de gusano, capaz de unir dos puntos distantes del universo, digamos, a la velocidad del pensamiento. Desterrado a raiz de una manipulación mental y convertido en un extraño al verse desprovisto de su naturaleza "divina", el rubio fortachón llega a nuestro mundo y busca el modo de regresar a su hogar mientras se gana el aprecio de la bella y jóven cientifica y el de sus colegas, la menuda amiga Darcy Lewis y el maduro protector, el doctor Erik Selvig. Descubrir la traición de su hermano Loki y buscar la forma de salvar a sus congéneres y a su reino, a pesar de quedar indefenso cuando se le declara desterrado y es "caido de la gracia", Thor tiene que demostrar que es digno de su condición de poderoso y noble principe de Asgard.

Demás esta decir que Kemneth Branagh maneja las intrigas palaciegas y la confrontación de los distintos caracteres con sencillez y eficacia lo cual nutre la aventura fantástica de coherencia, y que logra hacerla creible convirtiendo a los asgardianos en seres de impetus, deseos y rencores tan humanos como los nuestros. Todo un ejercicio de actuación es lo que realiza el elenco completo pues niguno desentona. Tanto Natalie Portman, como Stellan Skarsgard, Kat Dennings, Tom Hiddleston y Anthony Hopskins, entre otros, son capaces de desenvolverse a distintos niveles con suma eficacia, dejando el espacio necesario para el lucimiento del actor protagonista, el australiano Chris Hemsworth, quien a pesar de su apariencia fortachona es capaz de lograr un adecuado registro expresivo, suficiente para convencer al público espectador de que estamos ante el engreido y luego redimido principe de Asgard. Asimismo, el director consigue enlazar los episodios manteniendo un correcto ritmo narrativo, uniendo los momentos de mayor emoción con aquellos más sosegados, como las muestras de interés romantico, o los divertidos gags que se incluyen con buen gusto y total acierto. El apartado técnico hace lo que debe: dotar a la cinta de el sentido de la maravilla digno del cómic que lo inspira, y ojo que hablamos del arte de Jack Kirby como referente, y aun asi el experimento logra buenos resultados.

"Thor" es una cinta que nos deja deseando ver más del enfrentamiento entre el poderoso Dios del rayo con su intrigante hermano Loki: el clásico odio que corroe el lazo fraternal hasta alcanzar luchas y conflictos de proporciones épicas. Galaxias y mundos que se enfrentan por el odio de dos hermanos, pero que encuentran la salvación en el amor de una frágil mujer. Sencillo cuento, pero efectivo en las manos de un buen narrador.

7 comments:

Pliskeen (David Ribet) said...

Aunque me entusiasmó bastante menos, es una película bien hecha y entretenida.

Creo que los fans del cómics se pueden dar por satisfechos.

Saludos ;)

Belknap said...

Mr. Darkerr, muy bueno su texto; por mi parte esta cinta dirigida por Branagh me gusto mucho, rica de un entramado epico, shakespereano, arturico, realmente una joyita, ojala si hay una segunda parte, que la misma no decaiga. Un saludo.

tokig said...

Cada vez me entusiasman más a verla, espero hacerlo este fin de semana. Me gustó mucho tu resena y veo lo que sospechaba, la buena historia de los personajes, que nutre de cierta forma al film para no ser un mero espectáculo visual, al actor principal tampoco lo conozco pero todo apunta a que lo hizo bien. Del mundo de los comics desconozco casi todo, pero es evidente que hay de donde echar mano para hacer una o varias secuelas...

saludos

Sam_Loomis said...

Kenneth Branagh lo hizo sorpendentemente bien, no porque dudara del talento de Branagh, sino porque la naturaleza de Thor hace que sea un superhéroe que no me llama mucho la atención. La película me gustó bastante.

¡Saludos!

tokig said...

- Ahora si la vi, aunque me gustó le encuentro algunas fallas pero en general es buena adaptacion. Lo mejor el manejo de actores de Branagh, el conflicto de hermanos y la reconstruccion del puente, muy imponente. Lo regular, aunque cualquiera se puede enamorar de Natalie, de hecho yo la adoro, esta muy poco creible su enamoramiento en el film, demasiado facil, demasiado ficticio, ademas que el personaje femenino es muy trivial y prescindible, lastima eso. Además pienso que a pesar de que Chris Hemsworth hace un buen trabajo, su transformacion es muy acelerada. Lo peor la falta de espectacularidad, aunque puede deberse en mi caso a que no me llamaba la atencion el comic al ratarse de dioses y por consiguiente invencibles, y eso se ve cuando Thor tiene el martillo nada se puede hacer....

En resumen, un buen film con buenas actuaciones e historia peor que le falta espectacularidad y algunos retoques en el guion..

saludos

H said...

me gusto mucho entretenida de principio a fin a esperar la segunda parte y a esperar a los vengadores!
Salutes desde SCI TERROR
H

Darkerr said...

Tokig, creo estar de acuerdo, aunque el asunto romantico me parece moderado justamente, creo, digamos que lo prefiero al tratamiento en Spiderman 2 y 3 donde la cosa se extendió demasiado para mi. En consecuencia, la actuacion de Natalie Portman me parece adecuada. Sobre el cambio en Thor, ahi estoy de acuerdo, luce simplificada aunque noe s algo que me resienta demasiado: probablemente es que quería ver de una vez la actitud superheroica y la accion en contra del mal. Sobre una falta de espectacularidad, supongo te refieres a alguna mayor dificultad para el héroe: eso creo que eso hay cuando enfrenta a su hermano; lo anterior fueron sólo demostraciones de su poder. Supongo que en otro film lo veremos en mayores aprietos que ahora, tal vez esa sea la idea.

Saluos y gracias por comentar¡¡¡