Monday, October 22, 2007

Cuando las brujas arden - The witchfinder General (1968)

Titulo en USA : The conqueror worm

En la Inglaterra del siglo XVII el desalmado Matthew Hopkins, conocido por todos como el General Cazador de brujas, se encargaba de encontrar y asesinar a toda persona acusada de practicar la brujeria y atentar contra la Iglesia Católica. Para ello Hopkins, al lado de su colaborador, el despreciable John Stearne, hacía padecer a sus victimas, privándoles de sueño durante toda la noche encerrados en una mazmorra, o llevándolos al agotamiento físico extremo, por caminatas sin fin en un reducido espacio. Todo ello hasta hacerlos confesarse culpables del cargo imputado. Tras ello, eran condenados a muerte, sea por la horca o el fuego de la hoguera. Ambos personajes llegan a un pequeño poblado donde arrestan a un hombre inocente acusado de brujeria. Para salvar al anciano, su sobrina, cuyo nombre es Sara Lowes, pacta con Hopkins entregarle su cuerpo a cambio de la vida de su tío. Luego de complacer repetidas veces al asesino, es violada por sus asistente Stearne. El tío muere ahorcado, y ella queda deshonrada. Pero su novio, el soldado del Rey, Richard Marshall, quien se encontraba en servicio, regresa al poblado y al enterarse de lo sucedido decide vengar a Sara, a quien convierte en su esposa, y luego, inicia la persecución de Matthew Hopkins con el fin de darle muerte.

Existen personas que manifiestan un gran talento en las artes desde temprana edad, lo cual ha permitido a los demás gozar de aquella virtud en gran forma a medida que transcurren los años. En este caso particular, estamos ante un buen realizador británico, de corta filmografía pero de significativa labor. Se trata de Michael Reeves, un director de cine que pudo realizar un gran trabajo con un título tan importante como éste. "Witchfinder General" es una novela histórica del escritor Ronald Bassett, de la cual, el productor Tony Tenser, muy cercano al joven Reeves con quien trabajó en sus dos obras previas, decide adquirir los derechos filmicos y encargarle la realización de la película.


El guión, co-escrito por Reeves con Tom Baker, nos cuenta la vida del tristemente célebre Matthew Hopkins, un asesino desalmado que actuaba bajo el amparo de la ley, y que tenia a jueces y a gobernantes de su lado. Encargado de limpiar la tierra de todas las brujas y hechiceras de un modo implacable, fue capaz de aplicar torturas de la manera más despiadada. El cruel exterminador aseguraba poseer nada menos que la lista del demonio, donde figuraban los nombres de todas las brujas de Inglaterra. En aquellos años, con una guerra civil siendo llevada a cabo, existía mucha inseguridad en los poblados, la cual, en cierta forma, era aliviada con la búsqueda de hechiceros o mensajeros del mal, en quienes se descargaba el odio y al mismo tiempo la fuerza de la autoridad. Hopkins aprovechó la situación, y alimentó el temor a la hechiceria, por lo que se llenó de fama y de riqueza haciendo éste tipo de trabajos, de limpieza en nombre de la Iglesia y de la justicia. De este modo, conformó todo un grupo de fanáticos, los que se unieron en su búsqueda de victimas. Con ellos, llegó a realizar innumerables crimenes ante la aprobación de la población puritana. Territorios como Norfolk, Suffolk, Cambridge, Northampton, Huntintong y Bedford fueron testigos de la actividad de Hopkins y sus secuaces. Tal situación llegó a su fin con el término de la guerra civil y el triunfo del Parlamento, a la vez que empezaron a alzarse voces como la de el reverendo John Gaule, quien denunció públicamente las atrocidades cometidas por Hopkins. El cazador de brujas, ya debilitado, se retiró de sus actividades, y la historia señala que murió en su casa en Maningtree, en el año de 1647.

Para la pelicula, el director Reeves cumple con detallar a grandes rasgos mucho de lo que se conoce sobre este siniestro personaje y sus actos de violencia. Para el papel principal, Reeves quería contar con el actor Donald Pleasence; sin embargo, la importante asociación que hizo el productor Tony Tenser con la AIP en América para su distribución, les obligó a contar con la estrella principal de esta productora en aquellos años. Nada menos que el gran Vincent Price, con lo cual la AIP aseguraba una gran taquilla. A pesar de las dificultades existentes entre Price y Reeves, ya que resultaba dificil que un consagrado actor sea dirigido por un novato, el resultado fue de lo mejor. Price se luce como el desalmado asesino, imponente y cruel, capaz de cometer toda clase de fechorias. Su antagonista, el soldado Marshall fue protagonizado por el actor fetiche de Reeves, el inglés Ian Ogilvy, quien estuvo en los anteriores trabajos del director, como en "She Beast", y en "The sorcerers", al lado de reconocidas figuras como Barbara Steele y Boris Karloff, respectivamente. Aquí cumple en buena medida con su trabajo, tanto él como el resto de actores secundarios, donde tambien destaca la bella Hillary Heath.

La puesta en escena muestra los amplios escenarios correspondientes a los territorios ingleses, por los que se desarrollan tanto las travesías de Hopkins como las correrías de los soldados del rey, y se convierten en lus lugares en los que el cazador de brujas encuentra mayores problemas, al cruzarse en el camino de los combatientes. Todo lo contrario ocurre en los pequeños poblados, donde se llevan a cabo los arrestos y ejecuciones, hechos éstos al aire libre y a plena luz del día, no dejando por ello de ser terribles momentos de horror y crueldad filmados limpiamente por Reeves. Asi, se puede observar la famosa "prueba de la natación", donde se sumerge a la acusada de brujeria, atada con sogas al fondo de un arroyo: si llega a flotar, es culpable y acusada de bruja, si no, pues se le declara inocente, aunque para entonces ya esta muerta, ahogada en el arroyo. Y del mismo modo, la pelicula muestra las ejecuciones por la horca y una impresionante ejecución en la hoguera. Convincente en todos sus aspectos, finalmente la pelicula muestra un climax de horror insuperable, con el enfrentamiento entre el cazador de brujas y el soldado que busca venganza, ello al interior de una vieja torre. Y quizás sea uno de los mejores finales vistos en una pelicula.

Complacido con el resultado, se dice que el propio Price felicitó al director Reeves. Sin embargo, a pesar del éxito obtenido, quien entonces era una joven promesa del cine, muere al poco tiempo, en el año 1969, victima de una sobredosis de drogas, según los informes oficiales (Tony Tenser declaró en una entrevista que le resultaba dificil creer que Reeves se haya suicidado, por lo que tenia otras sospechas). Michael Reeves muere dejando una buena pelicula, pero sin duda, más alla de su labor, se lamenta su abrupta partida.

4 comments:

BUDOKAN said...

Otra gran reseña de un gran film. El ambiente de realismo plasmado es ralmente aterrador y Price está como siempre o sea genial.
Saludos!

MarioBava said...

Una gran joya si señor...Yo tengo un vhs original rarisimo de España..jejeje...Saludos...

Anonymous said...

Necsito ayuda: estoy buscando esta película desesperadamente. ¿Alguien sabe dónde puede conseguirse? Ya sea en tiendas, para descargarla, para comprarla por internet o lo que sea... (vivo en España).
Gracias por vuestra ayuda!!!

beatnik said...

En español no la hay, pero en versión original con subtítulos en español está en varios foros (vagos.es, tripilandia...).