Tuesday, July 26, 2011

El Asesino de Rosemary (1981)




Titulo original :The prowler (USA)

En ese mar de producciones del llamado slasher norteamericano hay muchos ejemplos dignos de comentar, asi como hay muchos otros que no. Y como en todo, tambien existe un término medio, y aqui lo que cabe es el gusto de cada quien para prestar atención a un determinado caso.

El hecho es que "The prowler" es uno de esos casos irregulares, donde lo más rescatable es precisamente el quid del asunto, en detrimento de lo demás: es decir, el show del corte y la sangre.



Dirigida por Joseph Zito, director el cual años más tarde realizaría una de las mejores peliculas del gigantón Dolph Lundgren, como es "Escorpión Rojo", esta cinta forma parte de los clásicos ochenteros que marcaron toda una década con su particular visión acerca del horror, con una violencia demencial encarnada en siniestros personajes que incluyen altas dosis de sangre, gracias al despliegue visual preparado por destacados especialistas.

Esta historia nos cuenta cómo se desata una ola de crimenes en un pequeño pueblo norteamericano,cometidos por un asesino vestido de pies a cabeza con atuendo de oscuro soldado en conflicto. Su arma es un enorme rastrillo con el cual es capaz de atravesar el pecho de sus victimas, y tras ello deja sobre el cadáver una rosa roja, santo y seña de un crimen cometido hace más de 20 años en modo similar y en el mismo pueblo, durante la fiesta de graduación de los estudiantes.



La jóven Rosemary y su pareja de baile fueron muertos en forma terrible durante lo que fue su último beso, al parecer por algun amante despechado. De vuelta a la actualidad, se ha decidido llevar a cabo una nueva fiesta de graduación, las cuales se interrumpieron tras el trágico suceso. Esto produce temor en algunos por aquel recuerdo, sin embargo no hay razones para creer en peligro alguno. Pero esa noche, el soldado desconocido vuelve a recorrer el pueblo, tal y como lo hizo aquella vez.

Como puede notarse, se trata de la típica historia de horror y sangre con protagonismo juvenil, convertido en el relato predilecto de los fanáticos del cine de horror hecho en los ochentas. Del mismo modo, el producto final es fiel reflejo de las virtudes y defectos propios de sus dias, según nuestra modo de ver el cine puesto en modo aceleración con el correr del tiempo. Lo que notamos es que el director Joseph Zito desarrolla el film aplicando un ritmo irregular, describiendo algunas situaciones a tal grado que pueden entorpecer el interés puesto. Por ejemplo, una incursión a la casona de un viejo personaje incluye una serie de preparativos y un traslado al interior del edificio en forma muy prolongada.



Esto se produce teniendo en cuenta que el guión es de lo más sencillo y escaso en cuanto a mayores situaciones que no se refieran a la noche central de graduación y al accionar del misterioso soldado asesino. No se puede exigir mas a esta historia, pues el principal ingrediente de interés se encuentra tanto en la efectiva violencia desplegada por el director que culminan en cuadros de horror impresionantes, como en el buenhacer del mago de efectos visuales, el señor Tom Savini. Y en mi opinión, en mejor medida que lo mostrado en su trabajo más clásico, la recordada cinta "Viernes 13".



Savini se encarga de sorprendernos cuando logra atravesar pechos desnudos en una ducha, cortar cuellos, producir heridas terribles, y hasta logra apuñalar cráneos en forma impresionante (a no perderse este momento), muy en el modo que hicieron famosas a este tipo de peliculas. Veterano fotógrafo de guerra, la de Vietnam para ser exacto, utilizó esa amarga experiencia y la reflejó en su labor posterior en efectos visuales y maquillaje, logrando recrear rostros desfigurados, heridas profundas, y amputaciones monstruosas. Savini tuvo entre sus éxitos primerizos su labor en los films "Deranged", relato inspirado en la figura del asesino carnicero Ed Gein, aqui convertido en un amable anciano, "Deathdream", uno de las más interesantes peliculas del género zombie, y la mítica "Maniac" de William Lustig (sigo sin ver su extraña secuela). Pero sin duda es más reconocido por sus colaboraciones con el maestro George A. Romero, en sus clásicos "Martin" y "Dawn of the dead", además de actuar en varios de sus filmes. Actualmente Savini esta retirado del apartado técnico pero puede ser visto en distintas peliculas, principalmente vinculadas a la serie B y al renacimiento del llamado cine Grindhouse.

Reconocidos sus principales atractivos, es decir, su figura asesina, un soldado despiadado que haría buena dupla con el minero de "My bloody Valentine" y la violencia ejemplar del slasher ochentero, podemos dar un espacio en la memoria del horror moderno a "El asesino del Rosemary", y asimismo, un pequeño lugar en la colección particular de nuestro venerada cinefilia.

6 comments:

tokig said...

Sin duda es superior My Bloody Valentine que este film, pero a pesar de su poco trabajado guión, la cinta de Zito muestra cartas en cuanto a la sangre y muertes, muy bien elaboradas y muy disfrutables. Estos pocos momentos de inspiración, creado claro esta por Savini, hacen olvidar un poco el tedioso guion...

saludos

Darkerr said...

Pues si, recuerdo haberme divertido mejor con "My bloody Valentine", de hecho fue el primer slasher que vi en mi vida, estaba pequeñito.

Saludos y gracias por tu comentario¡¡¡

Pliskeen (David Ribet) said...

Lo cierto es que ni la conocía. En los 80 se hicieron muchos slasher, pero recuerdo muy pocos que valieron la pena, y algunos de esos pocos hoy día tampoco es que luzcan demasiado bien.

Saludos ;)

Belknap said...

Mr. Darkerr, el trabajo de Savini, como siempre, es soberbio y es, sin duda, lo mejor de esta produccion. Un saludo.

Sam_Loomis said...

He oído de ella pero no la he visto. La mencionan como uno de esos slashers que pasaron un poco bajo el radar pero que valen mucho la pena, ya le daré un vistazo, me encantan los slashers.

Saludos

El Cabrero said...

Megaclásico total, un slasher delicioso para todo buen fan.