Thursday, September 13, 2007

El hombre del Planeta X (1951)

En un apartado observatorio en Escocia, el profesor Elliot muestra al periodista John Lawrence el descubrimiento de un nuevo planeta. Poco después, Enid Elliot, la hija del profesor llega avisando que ha visto un misterioso objeto volador no identificado en una llanura. Hasta allí van todos, junto con el ambicioso doctor Mears, colaborador del profesor Elliot. En este lugar, todos ellos se convierten en protagonistas del primer contacto entre los seres humanos y un ser extraterrestre. El inquietante personaje de extraña apariencia, logra ponerse en contacto con los testigos, quienes lo conducen al interior del observatorio. Pero el doctor Mears decide aprovechar la oportunidad al máximo, por lo cual secuestra y retiene al visitante en el interior del sombrio edificio. Luego, la reacción del ser no se hará esperar, y realizará una demostración de su increible poder.

El escritor y productor de peliculas Jack Pollexfen, realiza junto con Aubrey Wisberg la historia que denomina "El hombre del Planeta X", con la intención de vender el guión. Sin embargo, posteriormente decide producirla al más puro estilo de la serie B de ciencia ficción, y para ello se reune con el reconocido director Edgar G, Ulmer, quien asume el encargo de dirigirla, obteniendo una cinta rodada en blanco y negro que se ha convertido en clásica.

Ulmer, un especialista en producciones de modesto presupuesto, llevaba en su curriculum la realización del clásico film de terror "El gato negro", con Boris Karloff y Bela Lugosi, y una cinta de suspenso como "Barba azul". Ulmer cuenta en esta ocasión con un presupuesto de USD 38,000, en una filmación que le tomó tan solo 6 días. El director aprovechó los escenarios montados que había dejado la filmación de la pelicula "Joan of Arc" de Victor Fleming. Utilizando los escenarios y decorados de ésta cinta, que recreaba una villa escocesa, logra adaptar su historia en una lejana región de Escocia, supuestamente poco accesible. La pequeña llanura donde se ubica la nave espacial del visitante de otro mundo, se encuentra sumida en una densa niebla que oculta la sencillez de los diseños y su modesto aspecto visual. La experiencia previa de Ulmer como encargado de decorados le permite sacar provecho hábilmente del material a su disposición, logrando resultados muy dignos, creando suspenso al interior de una vieja torre, lóbrego y digno refugio de un monstruo clásico como Frankestein, personaje con el cual sin duda, "El hombre del Planeta X" guarda muchas coincidencias.


El otro importante aspecto visual está en la apariencia del misterioso personaje: el extraterrestre utiliza un curioso traje espacial de diseño muy utilizado en las fantasias espaciales de aquellos años, y lleva puesto un casco en cuyo interior puede verse su rostro; pero éste se encuentra cubierto por una extraña careta, similar a una máscara teatral, la cual le otorga una inexpresividad singular, una mueca ambigua similar a una sonrisa que, como podría decirse, corresponde con un ser de naturaleza desconocida que dificilmente respondería a sentimientos como los nuestros. Como se verá en el desarrollo de la historia, el visitante se encuentra por encima de las reacciones humanas que surgen tanto para hacer el bien como para hacer el mal.

La historia que nos cuenta, nos presenta la forma en que el ser humano es capaz tanto de admirar y asombrarse por aquello que le resulta desconocido, como tambien ser capaz de dejarse llevar por sus más perversos instintos, como el rechazo al ser diferente. De este modo, el villano de la pelicula no es el misterioso visitante, sino más bien, el humano que se convierte en amenaza para los habitantes del edificio. Sin duda, uno de los antecedentes más notables de las fantasias de Steven Spielberg, como es"E.T.", pero Ulmer más bien nos narra una historia al más puro estilo del suspenso clásico, de personajes oscuros, intrigas peligrosas y escenarios sombrios.
Los roles protagonicos estan a cargo de los actores Robert Clarke, la bella Margaret Field, Raymond Bond, William Schallert y otros. El reparto de actores resulta de buena labor, desarrollando una historia que muestra a un grupo de personajes ante una situación única.

Una cinta visualmente muy interesante, la cual, si bien es cierto que sus efectos visuales están plenamente superados y más bien hoy por hoy le otorgan un caracter entrañable, es destacable por su eficiente modo en lograr una atmosfera adecuada y por conducir un relato con suficiente eficacia, lo que a veces ni todo el dinero del mundo es capaz de ser logrado por muchas otras producciones.

5 comments:

Dr. Hichcock said...

Como bien dices, es una película muy entrañable. Y Ulmer era un realizador muy interesante del que me ha gustado casi todo lo que he visto (el casi es por lo del "Amazing transparent man", que no había por dónde cogerla).
Y el aspecto del visitante es inefable.

darkerr said...

"El hombre transparente" no la he visto, pero justo anoche pusieron en la t.v. "El gato negro", y me resultó una maravilla.

BUDOKAN said...

Ullmer era un gran director y como se desprende de tu texto era también un especialista en este tipo de films clase b que por cierto tanto me gustan. Saludos!

Anonymous said...

Esta película nunca la había visto hasta el 1 de Julio del 2012 por el canal TCM, la proyectaron ya tarde en la noche y no termine de verla, pero por lo que he visto es una buena película.
Es de destacar que este argumento no ha cambiado, como siempre el extraterrestre es un ser que es atacado únicamente por que es un ser diferente y de otro mundo.
Dentro de la historia de los Ovnis esto se repite hasta el cansancio, es una lástima que nosotros no sepamos ser amistosos con quienes nos visitan desde donde sea que vengan.
Atte. bayimaccus

Anonymous said...

Debemos aprender a respetar a estos seres, no importrando su apariencia ni de donde vengan, son exploradores y nos estudian con interés, jamás han tenido malas intenciones para con nosotros, pero también es cierto que no van a salvarnos, simplemente vienen a la Tierra para observarnos, creo firmemente que ellos ven en nosotros como fueron ellos en un pasado y que esperan el dia en que el ser humano haya alcanzado la madurez para encontrarnos con ellos en el espacio.
Dios bendiga a todos aquellos seres que visitan nuestro mundo.
Atte bayimaccus.