Tuesday, December 11, 2007

La invasión de los zombies atómicos (1980)


Titulo original : Incubo sulla città contaminata

Titulo USA : Nightmare city


Un extraño accidente radioactivo es motivo de alarma en una ciudad europea. Momentos después en un campo aéreo, un avión tripulado por un grupo de militares y un eminente cientifico y que proviene de la zona del desastre atómico está a punto de aterrizar. Hasta allí llegan una tropa de soldados y un par de periodistas televisivos. Sin embargo, una vez que la nave aterriza, de su interior descienden un grupo de soldados convertidos en zombies: ellos han sido afectados por la radiación y se han convertido en monstruos sedientos de sangre. Armados con metralletas y navajas, ponen fin en forma sanguinaria con la vida de soldados y civiles. El periodista Dean Miller logra escapar y decide dar la voz de alerta, pero es impedido de hacerlo por motivos de seguridad nacional, y es despedido de su estación televisora al intentar emitir un mensaje en vivo y en directo. Mientras tanto, los zombies han llegado a incrementar su número y atacan la estacion y tambien el hospital cercano, donde justamente trabaja la doctora Anne Miller, esposa de Dean. El ataque de los muertos vivientes desata una feroz carniceria.

Pues hay que decirlo. Estamos ante una de las más singulares peliculas de horror con zombies, surgida dentro del auge de éste género fantástico a inicios de la década de los años 80`s. Fue dirigida por el prolífico realizador italiano Umberto Lenzi, el mismo de "Comidos vivos", "Canibal feroz", y otras cintas de horror extremo. Pero Lenzi tambien ha incursionado en diversos géneros como el spaggetti western, la acción policial, el giallo y hasta el peplum, todo ello de la misma manera que muchos directores del cine italiano en aquellos años, acumulando trabajo tras trabajo de ésta manera. La pelicula es una coproducción italo-hispana-mexicana, por lo que pudo contar con un interesante presupuesto de realización.

Sin duda, éste film no es el mejor ejemplo de cine de terror de calidad. Sin embargo, se precia de contar con una buena legión de admiradores quienes valoran en ella algunas otras cosas, como su espiritu gamberro innegable, su desenfado en la puesta en escena, y su apuesta por el gore visual más bestia de los que se hayan visto en Italia, con permiso de Lucio Fulci y Dario Argento. Los efectos visuales están a cargo de cuatro especialistas, entre ellos, Franco Digirolamo, en cuya filmografía figuran cintas como "El destripador de N.Y.", "Zombie 3" y "Terminator 2"(ojo, la que hizo Bruno Matei, de ningún modo la de James Cameron), y tambien Giuseppe Ferranti, quien trabajó con Fulci en "A cat in the brain". Y sin embargo cuenta con un aspecto de trucaje barato que hace saltar viscosidad y sangre de utileria en la pantalla, y que se complace en mostrar las más violentas torturas al cuerpo femenino, principalmente con cortes de senos y pezones en primer plano, reventando ojos, o realizando mordiscones al cuello. Lenzi no deja de hacer honor a su trabajo con los mondos canibales que venía realizando en aquellos años.



En cuanto a la mitologia del zombie, aquí el muerto viviente adquiere un carácter peculiar al dejar de lado el canibalismo para convertirse en un chupador de sangre, pero sin la elegancia de los clásicos vampiros, pues, como resulta obvio, los zombies, de seductores no tienen nada, y atacan a sus victimas lanzándose sobre ellas y haciendo cortes profundos al cuello con algún cuchillo que tengan a la mano, y de ahi succionan la sangre que requieren, lo cual es explicado siguiendo la lógica interna del relato, cuando se dice que la radiación que los afectó ha dejado su sangre sin glóbulos rojos, por lo que, la sangre que buscan en otros sirve para compensar aquella carencia, de lo contrario morirían indefectiblemente. Aunque para seguir con la caracteristica del zombie, se señala que la radiación pasa a otro cuerpo y lo contamina, lo que conlleva que el número de zombies aumente. Hasta ahi vamos más o menos bien. Pero ahora, hay que resaltar el otro aspecto que los distingue. Y es que en ésta pelicula, éstos zombies pueden hechar carreras que son dignas de verse, pues lo hacen cual pandilla de vándalos, en grandes grupos como se les aprecia en la toma aérea siguiendo el sobrevuelo de un helicoptero militar (el zombie y el helicoptero casi se han vuelto una pareja infaltable en éstas peliculas). No son los zombies romerianos de lento andar, por el contrario, son los directos antecesores de los modernos infectados de "28 dias despues" y su secuela.
Por último, hay que indicar que éstos zombies tambien pueden portar armas y disparar a sus adversarios (y con destacada punteria), manejar vehiculos, planear incursiones dentro de viviendas (hay uno que corta la linea teléfonica de una casa con unos ganchos), ser algo lujuriosos, pues les encanta arrancar el vestido de las chicas y dejarlas con los pechos al aire, y por último, hasta se fuman algunos cigarrillos mientras esperan más victimas. Estos muertos vivientes, mal maquillados, con una apariencia que parece homenajear luego el "Vengador tóxico" de la Troma, han logrado su lugar dentro del cine de zombies. Dan O'Bannon retoma ese carácter pandillesco para su film "El regreso de los muertos vivientes", algunos años despues.


Pero, ¿qué decir del resto de personajes?,¿de los sufridos protagonistas?. Primero, que a veces son tan irreales como lo pueden ser los zombies, pues tenemos por un lado a un periodista héroe a toda prueba, a una doctora que gusta de filosofar sobre la realidad del mundo y el castigo que nos merecemos, unos militares con discurso digno de un cuento Sci-Fi de los años 50, algún médico lanza cuchillos, y algunos otros que dentro de lo poco que ofrecen sirven para el deleite visceral de los zombies. El rol protagónico es del actor mexicano Hugo Stiglitz, veterano artista cuya filmografía suele encontrarse mayormente en las peliculas realizadas por el director René Cardona Jr., en cintas como "Tintorera" (la versión mexicana de "Tiburon"), y en otras peliculas del mismo director como "El rey de los gorilas" o "La noche de los mil gatos", entre muchas otras. Lenzi quería para el papel de Dean Miller al actor Franco Nero, pero la presencia mexicana dentro de la producción le impuso al señor Stiglitz. Tambien aparecen en pantalla los actores Mel Ferrer y el español Francisco Rabal, quienes aportan con su presencia en éste film, el cual, según su director, pretende ser muy serio, pero dificilmente lo logra en medio de momentos tan disparatados que hasta resultan divertidos. Esta es casualmente la mayor virtud de la pelicula: el poder mantener un adecuado ritmo que mantiene al espectador muy pendiente de las correrías de sus personajes en medio de tan delirante relato (el propio Lenzi admite haber odiado el guión apenas se lo dieron). Contribuye efectivamente la buena banda sonora de Stelvio Cipriani, colaborador de Mario Bava en "Bahía de sangre" y "Rabid dog".

El director Lenzi defiende su pelicula, diciendo que muestra un relato premonitorio de la crisis actual del SIDA, o de la crisis que afecta el medio ambiente y por consiguiente a nosotros mismos. Compara su trabajo con el que hizo Jonathan Demme en "Filadelfia", ésto ya en medio de un total delirio.

El discutido final, escrito por el propio director, resulta decepcionante para muchos, pero puede resultar bastante curioso, si se le aprecia de otro modo. Aqui abandonamos momentáneamente la ficción, y abordamos lo que sería la realidad. Sin embargo, el elemento fantástico vuelve a invadirnos, sin necesidad de mayor despliegue. La puerta se abre y lo que sigue está en nuestra imaginación. O por el contrario, podríamos decir que ya tenemos suficiente de la pelicula como para seguir viendo aún más, y punto final.

6 comments:

MarioBava said...

A mi esta peli me gusto en su dia y ademas la tengo ORIGINALLLL !!!!

ARBOGAST said...

I love this movie.

darkerr said...

Pues la verdad Mario a mi tambien me gusta, para mi es lo que se diria una frikada pero muy efectiva.

Hello Arbogast¡¡¡¡, i love this movie too. Thanks.

Trent said...

Todos los defectos que tiene esta película la hacen tan especial, que podría decir que es buena.
Después dicen que es ridículo ver como los zombies utilizan armas en Land Of The Dead (de Romero).

Dr. Hichcock said...

Ver este tipo de películas me resulta delicioso.
Aunque también soy de los que echan pestes del final: ¡que no hubiese sido tan vago y hubiera escrito un final como dios manda, que tampoco es tan difícil!

Ortega Lasaga said...

Me ha gustao bastante la película, y también tu analisis y comentario.
Muy interesante todo lo que pones.
Un saludillo